En busca de la alquimia de los sabores…

Sólo tres veces en mi vida mis papilas gustativas se han encontrado con lo que hoy puedo catalogar como el sabor de lo divino. La primera vez fue en la casa de mis padres, en una noche de diciembre de los primeros años de la década de los 70. La segunda vez en un restaurante con mesas de manteles rojos que nos recomendó un amigo muy querido y la última vez hace algunos meses en un sencillo y colorido restaurante donde almorcé con mi madre y mi hija.

Del recuerdo gustativo resalta la CANELA…ella estuvo en las tres preparaciones, en unos casos acompañada de clavos de olor y en otros casos de mantequilla. En el último tiempo he intentado sin éxito reproducir ese recuerdo, los intentos han quedado “sabrosos” pero absolutamente carentes de divinidad… la tarea continúa..

Y para concluir esta entrada un fragmento muy interesante de la película  Un toque de Canela  (A touch of Spice) película griega  que narra la historia de un niño griego criado en Estambul, cuyo abuelo, un filósofo culinario, le enseña que tanto la comida como la vida necesitan una pizca de sal para darles sabor.  Me hubiera gustado conseguir este fragmento en el idioma original y subtitulado en español, pero no fue posible.

Aquí les dejo el trailer! 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s